El lenguaje de la sensación – danza

Musidanza - contacto y danza

 

Un viaje por las sensaciones para danzar de otra manera. Gracias a Malcom Manning y Virginia Maldonado. Gracias al Contact Improvisation. Gracias a la danza.

Los pasados días 16, 17 y 18 de octubre la danza me envolvió. Gracias a la iniciativa de Virginia Maldonado (coordinadora y creadora de ContactImproMálaga) asistí al primer intensivo del Programa de formación continua CIMOV. Como ya os comenté en un post anterior es un programa de formación en torno al movimiento somático y la danza, y más en concreto el Contact Improvisation.

Este primer intensivo lo impartió Malcom Manning. Lo llamó “El lenguaje de la sensación” y fue una aproximación al Contact Improvisation desde diferentes técnicas de movimiento somático: Feldenkrais, Movimiento Auténtico.. En un principio era esto lo que esperaba aunque una vez dió comienzo cualquier apellido de lo experimentado sobraba. Fue entonces cuando tomó sentido el título del taller “El lenguaje de la sensación”.

Mi experiencia previa con las “sensaciones” y con la danza de contacto fue muy intensa con la coreógrafa belga Anouk Llourens y “Candoco Dance Company”. Y me refiero a la inmersión en los sentidos, especialmente el del tacto, y a la experimentación/exploración sin música. Y es que esto de bailar sin música es toda una experiencia. La sensación está a flor de piel y no hay elementos externos que interrumpan o condicionen la experiencia.

De esta nueva experiencia con Manning me quedo con las herramientas y ejercicios propuestos para viajar con seguridad de la sensación a la danza. Y para entender esto un poco mejor os dejo una frase que escuché en el documental Fall after Newton que podéis ver en youtube del creador del Contact Improvisation Steve Paxton: “There are hazards: one of them is thinking ahead what the body can do to survive is much faster than thought.”

Todas las actividades fueron una llamada a parar y a escuchar. La sutileza de todos los ejercicios a los que nos invitó me hacían conectar con mi yo dormido, con la sorpresa de que tras la exploración mi capacidad de sentir y danzar era aún mayor. Parar y escuchar, dos acciones que en un principio son contrarias a la danza y que de nuevo y gracias a Malcom Manning vuelven a tomar peso y primacía en el movimiento y en la danza.

Este taller ha venido a incidir en la importancia del sentido del tacto en mi vida personal y profesional. Desde la sensación a la danza, de la danza a mi vida.

 

 

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>